Reseña Historica

La Sociedad Educacional Oxford College y Cia. Ltda. Dan inicio en el año 1990 al establecimiento educacional “Oxford College” bajo una visión educativa diferente, innovadora, distinta a los demás colegios particulares pagados existentes en Maipú. Producto de una necesidad generada por ofrecer a la comunidad un colegio que acoja a los alumnos ayudándoles a desarrollar sus potencialidades desde su individualidad, con un trato personalizado, acogedor en el cual se mantenga la familiaridad como extensión del hogar que provienen. Así se origina un colegio que cumple con las siguiente característica:

  • Familiar: De puertas abierta hacia todos los padres.
  • Pequeño: pocos alumnos por sala y un curso por nivel.
  • Acogedor: Con trato afectuoso y respetuoso a cada uno de nuestros alumnos.
  • Preocupado del accionar del niño o niña en su individualidad.
  • Con trato deferente entre todos los que conforman la comunidad educativa.
  • Con gran fortaleza entre Profesores, Alumnos y Apoderados.

Características ampliamente valoradas por apoderados y alumnos.

En el año 2002, cambia de Dependencia de Particular, a particular con financiamiento compartido, obteniendo el Decreto cooperador el 23 de Diciembre del 2002,

El Colegio se ubica en la Calle Libertad número 510 con una infraestructura sólida, de un solo piso, hasta el año 2010, cuenta con siete salas de clases, laboratorio de ciencias, sala de computación, sala de multitaller, baños de damas y varones, baños de profesores, sala de profesores, inspectoría, oficina de administración, de Dirección, de U.T.P. de Orientación y Secretaría.

El colegio hasta el 2010 funcionó en dos jornadas:

Jornada Mañana          : de 7º Básico a 4º Medio

Jornada Tarde              : de 1º Básico a 6º Básico.

En el año 2011 se incorpora el régimen de Jornada Escolar Completa, para tal efecto se construye durante el año 2010, un segundo piso que alberga a los cursos de 7° a 4° Medio y un comedor con capacidad para 130 alumnos.

Para el funcionamiento de JEC, se estructuran los horarios por ciclo, en relación al uso de los espacios comunes como son patios, servicios higiénicos y comedor programando para tal efecto, recreos diferidos y turnos en el uso del comedor.

Desde su inicio el currículo se centra en la formación de la persona, buscando generar un trato personal y afectivo con todos los integrantes de la unidad educativa destacando los valores de respeto, honestidad y responsabilidad entre todos los miembros que la componen.

En relación al currículo, se adhiere a los planes y programas establecido por el Ministerio de Educación, el cual se complementa con la enseñanza del idioma Inglés desde 1° básico, destinándose un total de 4 horas desde 1° a 4° básico, 5 horas desde 5° a 8° básico 6 horas para 1° y 2° Medio. Entendiendo el manejo de este idioma como herramienta necesaria para la formación académica y profesional de nuestros alumnos.

En relación a la comunidad que lo conforman, sus alumnos provienen de padres con un nivel Educacional, por lo general, de Enseñanza Media completa, de Técnicos profesionales y de profesionales Universitarios.

La mayoría de los alumnos tiene como meta, estudios superiores sea en institutos profesionales o universidades, no importando si la casa de estudio, es de corte tradicional o privada, lo que lleva a la unidad educativa a centrarse en desarrollar las habilidades cognitivas necesarias para que enfrenten con éxito la consecución de su estudio.

El colegio Oxford desde sus inicios se ha preocupado en acoger a los alumnos que presentan condiciones particulares de aprendizajes como son el déficit atencional, la hiperactividad y trastornos leves de aprendizajes. Así también, se ha abierto a recibir alumnos que han experimentado el fracaso académico en otros colegios brindándoles la segunda oportunidad a fin de estimularlos a superarse. Esta condición particular y única dentro de los establecimientos de la comuna nos ha situado desde la perspectiva de los resultados académicos en un rango cercano al promedio nacional en cuanto a resultados SIMCE y P.S.U.

Si bien, la mayoría de los apoderados son padres y madres trabajadores, que cuentan con escaso tiempo para dedicar al colegio de sus hijos, se logra establecer comunicación y coordinar las reuniones pertinentes a fin de trabajar en conjunto en la formación de éstos, pues su compromiso como agentes participativos facilitan el proceso educativo.

Los Docente que componen la Unidad educativa son profesores titulados con un promedio de 5 años de experiencia. Se ha privilegiado el trabajo por ciclo y por competencias, con el objetivo de potenciar el aprendizaje de los alumnos con la ayuda del profesor especialista de asignatura. Por otra parte, otro componente importante en la formación de los alumnos, lo constituye el cuerpo de asistentes de la educación y auxiliares, quienes realizan las labores de acompañamiento y asistencia en los momentos y lugares requeridos como son recreos, almuerzos y espacios libres.

Los horarios de funcionamiento están distribuidos de lunes a viernes con un total de 38 horas semanales desde 1° a 8° básico y con 42 horas semanales desde I° a IV medio. Funcionando desde las 08:00 a las 16:15 de lunes a jueves y de 08:00 a 13:00 el viernes.

FUNDAMENTACION TEÓRICA DEL PROYECTO EDUCATIVO

El enfoque de este proyecto educativo se fundamenta en el paradigma humanista, que considera a las personas como entes individuales, únicos y diferentes de los demás. Seres con iniciativa, necesidades personales, potencialidades para desarrollar a través de toda su vida.

Dentro de   la Psicología Humanista, uno de sus exponentes Maslow (1954) basa sus principios en los cimientos filosóficos, que se ha preocupado por entender la naturaleza y la existencia humana a través de las corrientes del Existencialismo y la Fenomenología.

Desde el Existencialismo, incorpora la idea de que el ser humano, crea su propia persona por las elecciones y decisiones que va tomando y desde el Fenomenológico, el ser humano se conduce a través de sus propias percepciones subjetivas respondiendo no a un ambiente objetivo sino al ambiente tal y como ellos lo perciben.

Estas corrientes filosóficas orientan este paradigma humanista al estudiar los procesos integrales de la persona, ya que se considera que la personalidad humana tiene una estructura y organización que está en proceso continuo de desarrollo.

En educación, es ampliamente utilizado este enfoque, pues logra una educación integral, resaltando el desarrollo de la persona (autorrealización) como un ser único, con necesidades personales, de crecimiento individual, en sus dimensiones cognitivas, afectivas, emocionales y sociales.

Los cambios y transformaciones vertiginosas que vive nuestra sociedad, exige una formación centrada en las potencialidades individuales de cada niño o joven, y la enseñanza debe basar sus procesos, en el desarrollo de habilidades que involucren toda la dimensión humana, de cada individuo, para que descubran el sentido de su accionar, buscando los valores que le den trascendencia, asumiendo con responsabilidad sus decisiones, respetando los derechos y la dignidad de los demás, pues es, en el contexto con otros, donde se manifiestan sus capacidades, cognitivas, sociales y afectivas. La escuela debe ser la encargada de despertar y ampliar las potencialidades de cada educando.

Desde la Psicología van surgiendo tendencias que han permitido dar un nuevo enfoque a la educación a través de las teorías que plantean el constructivismo y cognitivismo, que incentivan el papel insustituible del alumno en la construcción de sus propios aprendizajes. La teoría constructivista, tan usadas en los paradigmas educativos, promueven la exploración libre de un estudiante dentro de un marco o de una estructura dada. Estructura que puede ser de un nivel sencillo hasta un nivel más complejo, en la cual es conveniente que los estudiantes desarrollen actividades centradas en desplegar sus habilidades innatas o adquiridas, pudiendo así consolidar sus aprendizajes adecuadamente, pues el conocimiento no es una copia fiel de la realidad, sino una construcción del ser humano que se cimienta a través del   significado que cada niño tiene desde su propia percepción. El aprendizaje depende de procesos metacognitivos y de la capacidad de transferencia implicando cambios permanentes en el sujeto que aprende.

Uno de los exponentes de las teorías constructivista es César Coll (1991) que en líneas   generales postula que el aprendizaje no se fundamenta en la transmisión o acumulación del conocimiento sino que el aprendizaje es de carácter activo.   Esto es fruto de una construcción personal en la que intervienen no sólo el sujeto que aprende, sino que también los otros agentes culturales significativos; ellos son piezas imprescindibles para esa construcción personal y para el desarrollo de lo que aprende. La enseñanza parte del hecho obvio de que la escuela hace accesible a sus alumnos aspectos de la cultura que son fundamentales para su desarrollo personal, y no solo en el ámbito cognitivo, sino también el social, conductual, valórico y actitudinal.

Desde esta perspectiva, reviste gran importancia pedagógica diseñar experiencias educativas, en que el aprendizaje sea conducente al desarrollo de habilidades transversales a través de toda su formación, teniendo el énfasis en la participación activa de los estudiantes en variados contextos dando cuenta de lo que aprenden y cómo aprenden, interactuando entre sí, con su profesor o profesora, incorporando los recursos pedagógicos disponible, teniendo como propósitos el aprendizaje de experiencias significativas que son conducente al desarrollo integral de cada niño (a) y joven de nuestra escuela.

La educación en la actualidad y los cambios que, a nivel nacional y mundial, se están produciendo en materia   político económica, científico-tecnológica y social, imponen nuevas perspectivas y desafíos a los sistemas educacionales. Entre los cuales se distingue claramente una necesidad de gestionar desde todos los recursos existentes al interior de la unidad educativa un Proyecto institucional con un referente teórico que guíe su accionar en todos los ámbitos que lo conforman, administrativo, curricular, metodológico y tecnológico, exigencias que emanan de la actual reforma y de las nuevas exigencias que plantea la sociedad a la educación.   Es decir, se necesita una educación que aborde de manera diferente la forma de concebir, transmitir y de reproducir el conocimiento, un centro educativo que asuma una nueva actitud frente al saber y un nuevo estilo de relación del alumno con el conocimiento, asumiendo que el niño o joven de hoy asiste a una era de información instantánea gracias a la tecnología existente, por lo cual la formación académica debe satisfacer las necesidades de forma eficaz de todos los estudiantes.

Para dar cumplimiento a los objetivos fundamentales y contenidos mínimos en todas las asignaturas y niveles, lo expuesto anteriormente requiere conformar un una unidad educativa, que integre a cada uno de sus alumnos con una propuesta centrada en el desarrollo pleno de la persona, comprometidos con su auto aprendizaje, y que busquen permanentemente y en todo su accionar la excelencia desde :

  • Un espíritu cooperativo, creativo y reflexivo
  • Con capacidad para enfrentar y resolver problemas.
  • Con un pensamiento crítico y analítico de su propio accionar.
  • Con competencias para comunicarse y tomar decisiones.

En concordancia con lo anterior se espera llegar a generar un centro educativo que favorezca el aprendizaje dentro de las aulas a través de:

  • Actualización de aprendizajes previos: cada conocimiento necesita relacionarse con algo conocido, por ello es muy importante indagar previamente lo que los niños y niñas son capaces de hacer, lo que conocen y lo que sienten.   Aquel aprendizaje profundo y complejo se apoya en experiencias, habilidades y conocimientos previos.
  • El aprendizaje es un compromiso holístico y total que ocurre en la experiencia, es decir, dando oportunidades de participar activamente en situaciones con sentido y propósito, siendo gestores de su propia experiencia educativa.
  • Respetar los estilos de aprendizaje: las personas poseen diferentes formas de aprender, no todos lo hacen de igual forma, o disponen de estrategias de comprensión similares, es decir, no se pueden esperar aprendizajes iguales.
  • Actividades con propósitos:   Al compartir el educador los aprendizajes esperados con los alumnos y explicar las diferentes etapas que implican los procesos de aprendizaje, resultará con mayor significado para el que aprende.
  • Familia y comunidad: La familia y la comunidad son fuentes de aprendizaje.       El alumno puede recurrir a ellas, lo que favorece que el aprendizaje se contextualice y sea pertinente dentro de espacios culturales significativos para ellos.

© 2015 Colegio Oxford, con el corazon de WP desarollado por New-Lyon.